En la imagen puede verse a una persona en terapia

Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT): Enfoque Contextual

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), propuesta por Hayes, Strosahl y Wilson, se erige como un pilar significativo en la ciencia contextual conductual del cambio psicológico. En su esencia, la ACT aborda los desafíos de la salud mental desde una perspectiva única, desafiando la noción de que los problemas psicológicos están intrínsecamente “rotos” en las personas. Este enfoque sostiene que el sufrimiento humano, en gran medida, tiene raíces verbales, surgiendo de la intensa interacción con un mundo lingüístico. La aceptación y compromiso son elementos clave que permiten a los individuos liberarse de la lucha constante por evitar el sufrimiento.

La importancia de la ACT en la salud mental radica en su capacidad para abordar no solo los síntomas superficiales, sino también las causas fundamentales del malestar psicológico. Al conceptualizar los eventos psicológicos y las conductas desde la interacción del individuo con su contexto, la ACT ofrece a los profesionales de la salud mental una perspectiva integral. Este enfoque no solo busca aliviar el sufrimiento verbal, sino que también promueve la construcción de repertorios amplios de habilidades, potenciando las posibilidades de que las personas vivan vidas más valiosas y significativas. En este artículo, se explorará a fondo los fundamentos y la aplicación práctica de la Terapia de Aceptación y Compromiso, destacando su relevancia en la promoción de la salud mental.

TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO Postula que la raíz del sufrimiento está en el lenguaje humano en sí mismo. Es un enfoque centrado en la Aceptación-Compasión y Validación. Se asienta en tres pilares sólidos: Perspectiva desde el contextualismo funcional. Conceptualmente, desde la Teoría de los Marcos Relacionales. Propone un sistema dimensional o transdiagnóstico.

Fundamentos de la Terapia ACT

Base Teórica en la Ciencia Contextual Conductual:

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) se arraiga en la ciencia contextual conductual, una corriente teórica que busca entender el comportamiento humano a través de la observación de patrones complejos en contextos específicos. En lugar de centrarse exclusivamente en síntomas aislados, la ACT considera las interacciones dinámicas entre el individuo y su entorno. Este enfoque holístico permite a los profesionales de la salud mental abordar no solo los síntomas superficiales, sino también las causas fundamentales del malestar psicológico (Hayes, Pistorello y Levin, 2012).

Enfoque Contextualista Funcional:

Central en la ACT, el enfoque contextualista funcional postula que la salud mental está directamente vinculada a la posesión de repertorios amplios de habilidades. Desde esta perspectiva, la salud psicológica no solo implica la ausencia de síntomas, sino la capacidad de los individuos para llevar a cabo acciones que mejoren su calidad de vida. La ACT ofrece estrategias y técnicas destinadas a ampliar estos repertorios, facilitando así una adaptación más efectiva a diversas circunstancias y desafíos.

Teoría de los Marcos Relacionales (RFT):

La ACT se apoya en la Teoría de los Marcos Relacionales (RFT), una construcción teórica que examina cómo el lenguaje y la capacidad para relacionar eventos impactan en la experiencia humana. Desde la infancia, las personas son entrenadas para operar en su entorno de manera “relacional”, estableciendo conexiones entre estímulos verbales. Esta teoría única proporciona a la ACT una comprensión más profunda de cómo se forman y desarrollan las relaciones verbales, así como su influencia en el sufrimiento psicológico. La capacidad de trasladar simbólicamente funciones entre estímulos relacionados sin la necesidad de entrenamiento específico destaca la singularidad y poder de la Teoría de los Marcos Relacionales como base teórica de la ACT (Luciano, Valdivia, Gutiérrez, y Páez, 2006).

Conceptualización de Eventos Psicológicos en ACT

Visión de los Problemas Psicológicos desde ACT:

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) adopta una visión única de los problemas psicológicos al desafiar la idea tradicional de que las personas están inherentemente “rotas”. En lugar de ver el sufrimiento como una disfunción intrínseca, la ACT reconoce que gran parte del malestar humano se origina en la naturaleza “intensamente verbal” del entorno. Esta perspectiva innovadora permite a los profesionales de la salud mental abordar los desafíos mentales desde un enfoque compasivo y holístico, promoviendo la aceptación y el compromiso como herramientas fundamentales para el cambio (Hayes, Pistorello y Levin, 2012).

Consideración de Eventos Psicológicos: Pensar, Sentir, Recordar, etc.:

La ACT amplía la definición de eventos psicológicos para incluir cualquier forma de comportamiento emitido por el individuo, abarcando desde procesos cognitivos como el pensamiento hasta experiencias emocionales como el sentir y el recordar. Estos eventos no son etiquetados como problemas en sí mismos; más bien, son reconocidos como expresiones normales y esenciales de la experiencia humana. La atención se centra en comprender cómo estos eventos se entrelazan y se relacionan con el contexto actual del individuo y sus experiencias históricas.

Interacciones con el Contexto Actual e Histórico:

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) destaca la relevancia crucial de explorar las interacciones dinámicas entre el individuo y su entorno, tanto en el presente como en el pasado. Al considerar el contexto actual, la ACT se sumerge en la comprensión de cómo los eventos psicológicos influyen y son influenciados por el entorno inmediato del individuo. Este enfoque permite a los profesionales de la salud mental identificar factores ambientales, sociales y relacionales que pueden desempeñar un papel significativo en la experiencia psicológica del individuo.

Además, la ACT reconoce la importancia de explorar el contexto histórico del individuo, reconociendo que las experiencias pasadas pueden dejar una huella profunda en la salud mental presente. Comprender cómo los eventos psicológicos se entrelazan con las experiencias pasadas proporciona una perspectiva más completa sobre las raíces de los desafíos mentales. Este enfoque histórico no solo enriquece la evaluación terapéutica al identificar posibles patrones y traumas subyacentes, sino que también contribuye a la formulación de estrategias de intervención más personalizadas y eficaces (Luciano, Valdivia, Gutiérrez, y Páez, 2006).

En resumen, la ACT aborda los eventos psicológicos considerando no sólo su manifestación en el presente, sino también su conexión con la historia única de cada individuo. Este enfoque integrador no solo enriquece la comprensión del terapeuta, sino que también establece una base sólida para intervenciones terapéuticas significativas y adaptadas a la complejidad de la experiencia humana.

Hexaflex en ACT Contacto con el momento presente Defusión Cognitiva Flexibilidad Psicológica "YO" como contexto Acción comprometida Aceptación Dirección guiada por valores

Modelo Psicopatológico en la Terapia ACT:

Sufrimiento Humano como Sufrimiento Verbal:

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) propone un modelo psicopatológico único al sostener que gran parte del sufrimiento humano es, en esencia, sufrimiento verbal. Desde esta perspectiva, el malestar psicológico se origina en las operaciones lingüísticas que utilizamos para interpretar, evaluar y dar significado a nuestras experiencias. La ACT desafía la noción convencional de que el sufrimiento es simplemente el resultado de disfunciones internas, enfocándose en cómo utilizamos el lenguaje para dar forma y definir nuestro mundo emocional.

Impacto de Operaciones Lingüísticas en la Regulación Conductual:

El modelo psicopatológico de la ACT destaca el papel crucial de las operaciones lingüísticas en la regulación conductual. Las palabras y las narrativas que empleamos para describir nuestras experiencias no solo reflejan nuestro sufrimiento, sino que también tienen un impacto significativo en cómo respondemos a él. La ACT sostiene que el excesivo uso del lenguaje como medio de regulación conductual puede reforzar patrones disfuncionales y contribuir al mantenimiento del malestar psicológico (Hayes, Pistorello y Levin, 2012).

Abordaje Terapéutico para Debilitar Contextos Verbales Aversivos:

Ante este panorama, la ACT propone un abordaje terapéutico centrado en debilitar el impacto de los contextos verbales aversivos sobre la conducta humana. En lugar de buscar eliminar o controlar los pensamientos y emociones negativos, la terapia se orienta hacia la aceptación de estos eventos internos. Los profesionales en salud mental, utilizando estrategias específicas de la ACT, trabajan en la generación de contextos de aceptación. Este enfoque no solo busca disminuir la influencia de los contextos verbales aversivos, sino también fortalecer comportamientos orientados a valores, fomentando así una vida más significativa y valiosa para el individuo.

Aceptación y Generación de Contextos en la Terapia ACT

Importancia de la Aceptación:

En la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), la aceptación se posiciona como un pilar fundamental para el cambio psicológico significativo. La ACT desafía la resistencia natural a las experiencias internas al sostener que la verdadera transformación ocurre cuando el individuo renuncia a la lucha por controlar o eliminar sus vivencias psicológicas. La aceptación, en este contexto, implica un proceso activo y consciente de abrirse a las emociones, pensamientos y demás procesos internos, sin defensas ni intentos de suprimirlos. Este enfoque hacia la aceptación crea un espacio para la comprensión compasiva y la coexistencia con las experiencias internas, allanando el camino hacia la transformación psicológica (Hayes, Pistorello y Levin, 2012).

Generación de Contextos de Aceptación para Fortalecer Valores:

La ACT orienta el trabajo terapéutico hacia la generación de contextos de aceptación como medio para fortalecer los comportamientos orientados a valores. En lugar de basarse en la evitación de eventos privados aversivos, la generación de contextos de aceptación implica cultivar un ambiente que propicie la apertura y la disposición a experimentar plenamente las experiencias internas. Este proceso contribuye a fortalecer comportamientos alineados con los valores personales, creando una conexión directa entre la aceptación y la acción comprometida hacia una vida significativa y valiosa (Páez, Gutierrez, Valdivia y Luciano, 2006).

Proceso Activo y Consciente de Apertura a Experiencias Internas:

La aceptación en la ACT no se percibe como una pasividad resignada, sino como un proceso activo y consciente. Implica la disposición a experimentar plenamente las emociones, pensamientos y sensaciones, sin intentar cambiar su contenido o intensidad. Este enfoque activo promueve una relación más flexible con las experiencias internas, permitiendo que el individuo se acerque a lo que es importante para él. La apertura a las experiencias internas se convierte en un vehículo para la acción comprometida, donde la aceptación se entrelaza con la búsqueda de una vida basada en valores y significado personal (Hayes, Pistorello y Levin, 2012).

Cambio Verdadero en la Terapia ACT:

Renuncia al Control de Experiencias Psicológicas:

La esencia del cambio psicológico en la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) radica en la renuncia a la ilusión de controlar las experiencias psicológicas. La ACT sostiene que el sufrimiento humano resulta, en gran medida, de la lucha constante por modificar o eliminar el contenido de pensamientos y emociones. El cambio verdadero comienza con la aceptación de que estas experiencias son inherentes a la condición humana y que intentar controlarlas solo perpetúa el sufrimiento. Al renunciar a esta pretensión de control, el individuo abre la puerta a un cambio psicológico más profundo y transformador.

Compromiso a través de la Aceptación en la Terapia ACT:

La ACT postula que el compromiso genuino con la vida se gesta mediante la aceptación plena de las experiencias internas. Al distanciarse de la lucha contra pensamientos y emociones, el individuo se libera para comprometerse consciente y activamente con lo valioso y significativo. La aceptación se erige como la base desde donde se emprenden acciones comprometidas, facilitando que la persona avance hacia una vida alineada con sus valores fundamentales.

Al dejar de resistir las experiencias internas, el individuo transforma su relación con el mundo interno. La aceptación no es pasividad, sino una participación activa con la totalidad de la experiencia psicológica. Este proceso capacita al individuo para comprometerse con acciones alineadas con sus valores, liberando energía previamente invertida en la lucha interna. Este compromiso consciente y alineado se convierte en el motor que impulsa hacia una vida significativa (Luciano, Valdivia, Gutiérrez, y Páez, 2006).

En síntesis, en la ACT, el compromiso auténtico surge de la aceptación plena de las experiencias internas, permitiendo al individuo forjar una vida significativa y alineada con sus valores más profundos.

Acciones que Conducen a una Vida Significativa:

En la Terapia ACT, el cambio verdadero se manifiesta en las acciones que el individuo elige tomar a pesar de las experiencias internas desafiantes. Estas acciones, guiadas por los valores personales, representan el compromiso auténtico con una vida significativa. La liberación del control sobre las experiencias psicológicas no significa inacción, sino el cultivo de una mayor flexibilidad psicológica que permite a la persona avanzar hacia lo que realmente importa. La ACT guía hacia una vida rica en significado, donde las elecciones y acciones están alineadas con los valores más profundos del individuo (Páez, Gutierrez, Valdivia y Luciano, 2006).

Por lo que, el cambio verdadero en la Terapia ACT implica renunciar al control ilusorio, comprometerse a través de la aceptación y emprender acciones que conduzcan a una vida fundamentada en valores. Este enfoque dinámico y orientado a la acción redefine la noción de cambio psicológico, enfocándose en la construcción de una vida plena y significativa.

Objetivo Terapéutico: Flexibilidad Psicológica en la Terapia ACT

Definición y Significado de la Flexibilidad Psicológica:

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) coloca como objetivo central la cultivación de la flexibilidad psicológica. Esta se define como la disposición activa a entrar en contacto con la experiencia en el momento presente, de manera consciente y sin defensa, todo ello en servicio de lo que es importante para la persona. En lugar de evitar o controlar las experiencias internas, la flexibilidad psicológica implica abrazarlas plenamente, permitiendo una adaptación más efectiva a las demandas cambiantes de la vida.

Seis Procesos Comportamentales Interdependientes en la Terapia ACT:

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) identifica seis procesos comportamentales interdependientes que conforman la base de la flexibilidad psicológica y guían el trabajo terapéutico hacia una vida más plena y significativa:

Modelo Psicopatológico en ACT Predominio del pasado/futuro con autoconocimiento limitado Fusión Cognitiva Inflexibilidad Psicológica Apego al YO concepto Evitación Experiencial Inacción, impulsividad o perseverancia evitativa Falta de claridad y contacto con valores

Predominio del pasado/futuro:

La ACT destaca la tendencia humana a vivir en un mundo intensamente verbal, perdiendo así la conexión con el momento presente. Esta desconexión propicia una vida enfocada en preocupaciones futuras y dolores pasados. El distanciamiento del presente expone a las personas a la ausencia de perspectiva, potenciando las funciones de eventos privados en contextos de literalidad. El trabajo terapéutico se centra en reconectar con el ahora, permitiendo una comprensión más rica de las contingencias del momento presente.

Evitación experiencial:

La ACT identifica conductas destinadas a modificar eventos privados no deseados, como pensamientos o emociones. Esta evitación puede manifestarse en la falta de disposición para experimentar internamente o en acciones dirigidas a eliminar estímulos desencadenantes. Estas conductas, si se vuelven crónicas, alejan a las personas de una vida alineada con sus valores fundamentales, generando un mayor sufrimiento.

Fusión Cognitiva:

Implica la transferencia de funciones desde el evento al símbolo utilizado para describirlo. Esto conlleva a que las funciones del evento se transfieran al momento presente, generando una identificación excesiva con los pensamientos y experiencias privadas. La meta es disminuir la confianza y el apego a estos eventos, promoviendo así una mayor libertad psicológica y flexibilidad.

Apego al Yo concepto:

La fusión cognitiva y la evitación experiencial obstaculizan el autoconocimiento, llevando a las personas a basar su bienestar en expectativas externas. La ACT busca promover un sentido continuo del Yo independiente de influencias externas, permitiendo una mayor estabilidad en la identidad personal y reduciendo la rigidez comportamental asociada.

Poca claridad y Contacto con Valores:

La salud psicológica se vincula con mantener patrones de comportamiento alineados con valores fundamentales. La ACT busca sustituir el control basado en la evitación o fusión con reglas rígidas por un enfoque basado en la aproximación a lo importante en la vida de cada individuo. Esto implica una reorientación hacia la acción comprometida, alineada con valores, en lugar de la evitación de eventos privados aversivos.

Inacción, impulsividad o perseverancia evitativa:

La acción comprometida implica realizar comportamientos al servicio de lo importante en la vida, incluso frente a obstáculos o eventos privados aversivos. Estos comportamientos permiten alcanzar objetivos ligados a valores fundamentales, proporcionando un mayor sentido de eficacia personal y empoderamiento. Cultivar estas habilidades no solo alivia el sufrimiento, sino que también fortalece la capacidad del individuo para avanzar hacia una vida más significativa.

La comprensión y la práctica consciente de estos procesos en la Terapia ACT son esenciales para facilitar la apertura a las experiencias internas y orientar el comportamiento hacia una vida alineada con los valores fundamentales de cada individuo.

Resumen

En resumen, la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) se destaca como un enfoque integral dentro de la ciencia contextual conductual, centrándose en la aceptación plena y el compromiso valioso. Desde un marco contextualista funcional respaldado por la Teoría de los Marcos Relacionales, la ACT redefine los problemas psicológicos como sufrimiento verbal y aborda este sufrimiento a través de intervenciones terapéuticas específicas.

El modelo psicopatológico de la ACT subraya el impacto de las operaciones lingüísticas en la regulación conductual, proponiendo estrategias terapéuticas para debilitar contextos verbales aversivos. Para los profesionales de la salud mental, la aplicación práctica de la ACT implica guiar a los individuos hacia la aceptación activa de sus experiencias internas y el compromiso consciente con acciones alineadas con valores fundamentales.

En este contexto, la flexibilidad psicológica emerge como el objetivo terapéutico central, promoviendo un cambio significativo en la vida de los individuos. La ACT ofrece a los profesionales herramientas prácticas para ir más allá de la reducción de síntomas, buscando el florecimiento y la realización de valores fundamentales en la experiencia humana.

Referencias Bibliográficas 

  • Hayes, S.C., Pistorello, J. & Levin, M. E. (2012) Acceptance and Commitment Therapy as a Unified Model of Behavior Change. The Counseling Psychologist, 40 (7) 976-1002.
  • Luciano, M. C., Valdivia, S., Gutiérrez, O., & Páez-Blarrina, M. (2006). Avances desde la terapia de aceptación y compromiso (ACT). EduPsykhé, 173-201.
  • Páez-Blarrina, M., Gutierrez Martinez, O., Valdivia Salas, S. & Luciano Soriano, C. (2006) Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) y la importancia de los valores personales en el contexto de la Terapia Psicológica. International Journal of Psychology and Psychological Therapy, 6 (1), 1-20. 

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *